Tres puntos y nada más en el derbi frente al San Roque

El fútbol volvió ayer al Nuevo Mirador. Tras el parón de Semana Santa, el Algeciras volvía a pisar el verde en la trigésimo quinta jornada de liga. Ambiente de derbi. Enfrente, el Club Deportivo San Roque.

Los de Pineda tenían clara la clave: un partido pausado, lento. Y mientras, los albirrojos no parecían estar en el partido, les costó entrar en él. Alguna llegada tímida… peor sin relevancia. El Algeciras comenzó a llevar la iniciativa pero con poco peligro en el área de Guille.

Al borde del descanso, seguía el 0-0 en el marcador, pero Pablo Ganet no se lo piense y envía al fondo de la red este balón desde fuera del área. Peor la alegría dura poco, Mario consigue el empate sobre la bocina.

Se reanuda el encuentro. Los de Guti necesitan sumar de 3 en 3 y no pueden dejar escapar el partido. Lo siguen intentado, todas las ocasiones son albirrojas. Y a los 15 minutos de juego, de nuevo Ganet se presenta como el salvador de su equipo. De nuevo desde fuera del área, no duda y marca el 2-1 definitivo. Por delante, media hora y solo quedaba aguantar y buscar un tercer gol que sentenciase el partido, pero ese gol no llegó.

Un partido sin grandes ocasiones, sin un gran fútbol pero con el que los albirrojos suman 3 puntos que los colocan un paso más cerce de los play-off de ascenso a la 2ªB. Próxima parada, Arcos.

(25)