Maersk sufre el fuerte impacto de 12 millones de euros desde el inicio de la crisis de la estiba

La naviera Maersk ha asegurado que las diez semanas de conflicto de la estiba han supuesto para el grupo 12 millones de euros en costes directos operacionales. Una importante cifra que no incluye algo aún más importante a su juicio, como es la pérdida de clientes por el anuncio del conflicto.
La compañía que ya advirtió de las posibles pérdidas al inicio de la crisis ocasionada por la aplicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), insta, una vez más, al Gobierno central a resolver cuanto antes la situación y aprobar un texto legal basado en el pacto alcanzado entre ANESCO y los sindicatos.
Según Maersk, la convocatoria de 12 días de huelga, aun a pesar de no haber llegado a ser efectiva, desencadenó el desvío de barcos desde los puertos afectados por el conflicto a otros puertos del Mediterráneo. Sólo en el puerto de Algeciras, Maersk Line, como consecuencia de la convocatoria de huelga, tuvo que llevar a cabo el desvío de 73 barcos a otras terminales fuera del sistema portuario español, afectado por el conflicto en esos momentos. Todo ello ha provocado una caída del 21% en las escalas previstas y la no estiba de al menos 75.000 movimientos en sus instalaciones. El impacto económico de estas cifras, tanto para empresas como para trabajadores, es un hecho ya irreversible y supone la pérdida de un año de crecimiento orgánico, además de un freno a la creación de empleo.

(19)