Los hosteleros «se sienten castigados con los continuos cierres del sector»

Terrazas de bares y cafeterías volvían a abrir este sábado en Algeciras tras una semana con la actividad comercial no esencial y la hostelería cerradas, para frenar la expansión de la Covid-19. Ha sido un paréntesis breve, pero con obvios perjucios para los sectores afectados. La ciudad entró en el nivel máximo de alerta el pasado sábado 6 por un periodo mínimo de 14 días, pero el viernes 12, la Junta de Andalucía anuló las medidas anteriores en base a la tasa de incidencia de la pandemia en la ciudad, que había disminuido, por lo que podían abrir los hosteleros y el comercio no esencial, eso sí, con las medidas de aforo establecidas por el Nivel 4 grado 1, en el que los grupos de clientes no pueden superar las cuatro personas. Desde el colectivo de hostelería de Algeciras, entienden que las medidas se toman en días equivocados, porque al cerrar el fin de semana, las provisiones adquiridas se estropean con la consecuente pérdida económica y denuncian que se castigue al sector, cuando son más que respetuosos con el cumplimiento de las medidas sociosanitarias, para evitar el avance de la pandemia.

(17)