Los análisis descartan afecciones graves al medio o mortandad de fauna tras el vertido de septiembre

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha señalado que, tras evaluar los daños causados por el derrame de crudo producido a finales de septiembre en la Bahía de Algeciras, «no se han detectado visualmente indicios fehacientes de afección grave al medio receptor y tampoco se ha constatado la existencia de mortandad alguna de fauna».

(13)