La refinanciación del pago a proveedores y el plan de ajuste centran el debate del plenario

La situación económica del ayuntamiento centró ayer el debate político en el pleno celebrado en el ayuntamiento. Una sesión en la que se daba conocimiento del informe de seguimiento del Plan de Ajuste correspondiente al cuarto trimestre de 2016 y se aprobó, con los votos favorables del equipo de gobierno del PP de la operación de préstamo para refinanciar las cuotas del plan de pago a proveedores. El portavoz del PP volvió a defender la gestión económica del actual equipo de gobierno frente a la de mandatos anteriores que dejaron en herencia, dijo una deuda de 260 millones de euros que ellos siguen rebajando. Se basó el edil popular en los datos del último informe de seguimiento del Plan de Ajuste que recoge 108 millones de ingresos y 99 de gastos, con un superávit de 9 millones. En cuanto a la deuda bancaria aseguró Fernández que 2016 se cerró con 181,7 millones de euros, lejos de la cantidad de deuda global que según el resto de grupos alcanza los 220 millones. En lo que se refiere a la refinanciación del pago a proveedores, se dio luz verde a la suscripción de una operación de crédito de 10.9 millones de euros que supondrá, según defendió el portavoz popular y también concejal de Hacienda Luis Ángel Fernández, un balón de oxígeno para mejorar los plazos de pago de las facturas. Un argumento que no convenció a la oposición que asegura que se sigue incrementando la deuda. Sin embargo, Fernández insistió en que unicamente se trata de alargar la devolución del crédito ICO para el pago a proveedores.

(29)