Gibraltar protesta por una actuación de la Guardia Civil en aguas cercanas al Peñón

El Gobierno de Gibraltar condenó ayer una actuación de una lancha de la Guardia Civil en unas aguas que consideran suyas. Según el Gobierno del Peñón, la patrullera española se acercó a un pescador gibraltareño que enganchó un pez con su sedal y un agente de la Guardia Civil procedió a cortar el sedal y después la lancha abandonó el lugar. Los incidentes son frecuentes en esas aguas porque Gibraltar y Reino Unido consideran que las aguas colindantes al peñón son suyas, mientras que España se remite al Tratado de Utrecht de 1713 en la que no se cedió espacio marítimo al territorio británico, por lo que Gibraltar no tiene más aguas que las de su puerto. El ejecutivo gibraltareño ha señalado que este incidente está grabado en video y tacha de inaceptable el comportamiento de la Guardia Civil.