El Señor de Algeciras cautiva con su presencia, junto a la Esperanza, en el Martes Santo

El Señor de Algeciras se reencontró después de un año, el Martes Santo, con su pueblo. Jesús Cautivo de Medinaceli salió de su templo, la capilla de San Isidro, a las ocho de la tarde, realizando uno de los recorridos procesionales más esperados de la Semana Santa, junto a María Santísima de la Esperanza. La multitud de promesas que siguieron los pasos y la gran afluencia de público arroparon a los pasos en su Estación de Penitencia.

(12)