El Gobierno rechaza el principio de acuerdo entre estibadores y patronal

El Gobierno rechaza el principio de acuerdo entre los estibadores y la patronal. Los sindicatos de la estiba y Anesco alcanzaron ayer un principio de acuerdo sobre los aspectos laborales de la reforma del sector de la estiba que el Gobierno promueve para cumplir con la normativa europea y evitar una multa, si bien el pacto no ha sido aceptado por el Ejecutivo. Los estibadores ofrecen bajar un 10% el sueldo de quien gane más de 2.230 euros. Las organizaciones sindicales insisten en que el Gobierno debe recoger en el real decreto-ley, o un instrumento normativo del mismo rango legal, el compromiso de subrogación de los empleos y prejubilaciones con, como mínimo, tres veces el salario mínimo interprofesional (2.122 euros mensuales). Las empresas, representadas por Anesco (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques), consideran imprescindibles ajustes de empleo en los puertos y únicamente reconocen la posibilidad de subrogación en los nuevos centros portuarios de empleo, además de exigir una batería de medidas para reducir costes en hasta un 30%.

(12)