El brote de coronavirus afecta ya a casi un centenar de personas en la prisión de Botafuegos

El centro penitenciario de Botafuegos ha restringido las comunicaciones con el exterior, tal y como exigía el sindicato ACAIP-UGT. Tanto las visitas como los permisos han quedado suspendidos ante el brote de coronavirus en la prisión que ya afecta a casi un centenar de personas, entre internos y funcionarios. Los reclusos únicamente podrán salir de sus módulos para comunicarse con sus abogados, notificaciones judiciales o locutorios. Uno de los internos infectados se encuentra en UCI, donde según los sindicatos de sanidad, ya son 4 los ingresados, mientras que en planta superan la veintena.

(2)