Desmantelada una organización que fabricaba drones y semisumergibles para el tráfico de droga

La Policía Nacional ha conseguido desmantelar, en la denominada operación Kraken, una organización criminal que fabricaba drones y semisumergibles no tripulados para el tráfico de droga, que proveían a otras redes dedicadas al narcotráfico en Europa. Los artefactos eran construidos en una nave en Castellar de la Frontera de forma totalmente artesanal y podían transportar hasta 200 kilos de sustancias estupefacientes. Han sido detenidas ocho personas e intervenidos 6 drones aéreos y 3 submarinos, uno completamente terminado y dos en construcción.

(9)