CGT protesta por el trato que reciben los trabajadores del servicio de emergencias

Un activista de CGT ha protagonizado una de las imágenes que nos dejó el Pleno de Diputación celebrado hoy. El sindicalista se puso de rodillas, sobre un charco de líquido rojo, simulando sangre, y con un cartel en sus manos, en el que criticaba el “maltrato laboral” que sufren los trabajadores del servicio de emergencias 112 por parte del Partido Socialista. Hubo unos minutos de confusión, donde el sindicalista iba a ser desalojado por la policía, aunque la presidenta de Diputación, le permitió seguir en el Pleno puesto que el hombre no interrumpía el desarrollo de la sesión. Finalmente, se quedó sentado en el suelo durante todo el Pleno.

(5)