Cuatro nadadores sevillanos cruzan el Estrecho para concienciar sobre la fibrosis quística

Cuatro amigos sevillanos cruzaron a nado el Estrecho de Gibraltar el pasado martes, y lo hicieron con un único fin, concienciar al mundo sobre la fibrosis quística. Estos nadadores aficionados llevaban seis meses de duro entrenamiento para superar este reto cuando conocieron el caso de Marina, una chica de 18 años afectada por esta enfermedad, y pese a ello había conseguido superar sus estudios, aunque aún le quedaba un reto más que superar, un transplante de ambos pulmones. De esta forma Marina se convirtió en su ejemplo a seguir y por ello se comprometieron a ayudar a los afectados por la fibrosis quística. Para ello en la plataforma migranodearena.org se están recaudando donativos hasta el día 30 de septiembre para los afectados por esta enfermedad. Un evento deportivo que se suma a esta causa a través de lo que los une: el espíritu de sacrificio y la superación.