El Pícaro, a punto de desbordarse

Además de todo esto, el río Pícaro, en la zona de Getares, vió aumentado prácticamente hasta el límite su caudal y estuvo punto de desbordarse, aunque, afortunadamente, la situación no llegó a mayores para los vecinos de la zona. Las lluvias procedentes de los montes algecireños provocó que el caudal del río aumentase su fuerza arrastrando lodos, ramas y forraje hasta su desembocadura en la playa de Getares. Por suerte, al mediodía, hora a la que se produjo la pleamar, la lluvia amainó y el Pícaro, no llegó a desbordarse.